Social

Búsqueda

lunes, 4 de enero de 2021

CARACOLAS DE PASTA GRATINADAS, RELLENAS DE ESPÁRRAGOS Y ESPINACAS CON RICOTTA

Receta super rápida

Me encanta ver programas de cocina, ya sea en televisión o en algún canal de youtube, aunque reconozco que puedo pasar meses sin ver nada. Tal vez sea por saturación. Lo cierto es que de vez en cuando, algún cociner@ me vuelve a atrapar y retorno a mi actividad gastronómica con muchas ganas. 

Ese es el caso de Blanca Mayandía, que tiene un programa en Canal Cocina. Procuro no perderme ni un solo capítulo. La mayoría de sus propuestas son sencillas pero con un toque diferente y personal.

Esta receta es suya. He hecho una pequeña variación cambiando las acelgas por espinacas, y tampoco he utilizado las berenjenas ni el orégano. Si, está un poco tuneada, pero eso es lo bueno de la cocina. La verdad es que nos ha encantado y se hace en nada de tiempo. 

INGREDIENTES:

  • 12 caracolas de pasta 
  • Un puñado de espinacas baby frescas
  • 4 espárragos verdes
  • ½ cebolleta
  • 1 cucharada de pasta de tomate concentrada
  • 3 cucharadas de ricotta
  • 1 trocito de queso manchego para rallar
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra

 

PREPARACIÓN:

Se cuecen las caracolas grandes en agua con sal y se dejan bastante al dente, ya que luego, una vez rellenas, se gratinarán al horno. Estas caracolas de pasta son las mismas que las galets que se utilizan en la escudella catalana o los lumaconi italianos.

Cortar la cebolleta en trocitos pequeños y rehogarlos en un pelín de aceite de oliva hasta que estén pochaditos. Cuando hago un relleno para pasta o empanadillas, procuro que la mezcla quede un poquito seca para que no estropee la masa.

 

Trocear los espárragos verdes en trocitos pequeños y añadir a la sartén para seguir rehogando. Añadir después las espinacas frescas también cortadas. Mover bien hasta que esté todo bien pochado.

Retirar y dejar que pierda un poco el calor. En un bowl añadir la ricotta y la pasta de tomate concentrada. 


Mezclar bien y añadir la sal y la pimienta negra recién molida.

Rellenar las caracolas con una manga pastelera.

Ponerlas en una fuente para horno.

Rallar queso manchego o tipo parmiggiano por encima y poner al horno a gratinar.


 El resultado es estupendo.


Espero que os guste. 


3 comentarios :

  1. Un placer leerte de nuevo Cósima. Fantástico año, lleno de proyectos interesantes y sobre todo mucha salud para sobrellevarlo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Silvia. Lo mismo para tí. Sobre todo que no nos falte la salud. Un besazo.

      Eliminar