Social

Búsqueda

lunes, 26 de noviembre de 2018

TARTAR DE ATÚN Y SALMÓN



La cocina compartida es una gozada. A veces creo que en los últimos años ha habido un cambio en los gustos de muchos de nosotros por la gastronomía. O puede que sea una coincidencia que siempre encuentre gente que disfrute también con la misma afición.

Lo cierto es que la mayoría de mis amigos hacen sus "pinitos" en la cocina. Bueno, voy a ser sincera de una vez. No es que hagan simplemente alguna incursión atrevida en los fogones, sino que realmente cocinan que te mueres. Las fiestas y cenas en las que cada uno tiene que llevar algo son todo un espectáculo. Me pasa igual con las reuniones familiares. ¡Cuantas buenas recetas atesoran todos los que me rodean! 

Para mí es imposible memorizar todos los ingredientes que alguien suelta en modo metralleta cuando le comentas lo rico que está lo que ha preparado. Siempre empiezan con un: "Es muy fácil, pones ésto, y lo otro, y lo de más allá ...", y al tercer ingrediente ya sé que se me va a olvidar absolutamente todo. Soy un poco Dori y también tengo pérdidas de memoria a corto plazo. 

Antes siempre me arrepentía de no haber tenido papel y bolígrafo a mano para apuntarlo todo, pero ahora ya no necesito más que mi móvil. Utilizo las notas de voz y las fotos para luego enviármelo todo en forma de mail a mi correo. Muy cómodo. 

Mi intención es incorporar a este pequeño cuaderno digital todas esas recetas estupendas de amigos y familia. Platos y preparaciones de los que he disfrutado en alguna ocasión y, si fuera posible, como en este caso, compartir su elaboración. 

En esta ocasión empiezo por Paco, una reciente incorporación a la cuerda de bajos de mi coro y un gran descubrimiento. Es un anfitrión de 10 al que le gusta disfrutar de una buena comida rodeado de amigos. Es el rey indiscutible de los torreznos y las patatas revolconas. Pero lo que más me impresiona de él es su facilidad y soltura en la cocina. Me encantó preparar este Tartar de Atún y Salmón en su casa. El lo llama el "tartar de los 8 ingredientes". Es facilísimo. 





INGREDIENTES :

  • 125 gr. de salmón y 125 gr. de atún
  • 1/2 cebolleta
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharadita de postre de ketchup
  • 1 cucharadita de postre de mostaza antigua
  • 1 cucharadita de postre de soja
  • 1 cucharadita de postre de pasta de wasabi
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

Hasta aquí lo 8 ingredientes mágicos. El resto es para el montaje.

  • 1 tarro de guacamole comercial preparado (el que venden en Mercadona está buenísimo)
  • Unas gotas de tabasco
  • Arroz
  • Vinagre de arroz (ésto es aportación personal)


ELABORACIÓN:
Cortar con cuchillo el salmón y el atún en dados pequeños (el mejor corte de ambos pescados para hacer un tartar es el lomo). Cortar la cebolleta en trocitos muy pequeños y mezclar con el pescado troceado. En un cuenco aparte poner el ketchup, la mostaza, la soja y la yema de huevo. Añadir el wasabi y mezclar muy bien hasta que no quede ningún grumo. Mezclar bien la salsa con el salmón, el atún y la cebolleta troceada y añadir un chorrito de aceite. Lo esencial es ir probando poco a poco para encontrar el punto de aliño perfecto. También en este punto se puede rectificar si necesitara un poco de sal, aunque a mí con lo que lleva de soja ya me parece suficiente. Meter en la nevera un ratito.

Cocer arroz blanco, escurrirlo y dejarlo enfriar.  En cuanto al guacamole, he utilizado uno comercial (Mercadona), tuneado con un poco de tabasco. El resultado ha sido buenísimo.

MONTAJE:
Lo mejor es utilizar un aro de emplatar (hay variedad de formas). Se pone una capa fina de arroz en el fondo, otra del guacamole mezclado con el tabasco y se termina con el tartar. 



VARIACIONES:
Se pueden modificar los ingredientes según los gustos de cada uno. Como sugerencia os pongo algunos ingredientes que suelen ir muy bien en este tipo de tartar: salsa Perrins, alcaparras, aceite de sésamo, mango en trocitos, cebollino ... Lo mejor es probar.

TRUCOS:

  • Aunque Paco pone solamente el arroz cocido tradicional, yo le he dado un toque japo mezclándolo con un poco de vinagre de arroz.
  • Sed creativos a la hora de emplatar. Por ejemplo, también se puede poner encima tostaditas saladas o dentro de conos de pan de molde ligeramente horneados. Puede ser una receta estupenda para estas próximas Navidades. 


Y ésto es todo. Espero que os haya gustado. 

2 comentarios :

  1. Añorábamos tu vuelta a la cocina ;)

    La solemos preparar en casa el finde, pero sin wasabi. Además añadimos a la mezcla del pescado un poco de sésamo tostado, le da un sabor super rico.

    Bsines
    Silvia

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bueno leer de nuevo una de tus recetas Elena!!! Me gusta esta idea de cocina compartida, creo que se disfruta de manera múltiple: cuando la descubres y la degustas, cuando elaboras tu propia versión y cuando la compartes con nosotros.
    Me encanta el tartar (a Javier también) y éste me parece asequible a mi nivel 0 en cocina así que voy a probarlo estas fiestas, ya te contaré qué tal ;-)
    Besazos

    ResponderEliminar