Social

Búsqueda

lunes, 25 de marzo de 2013

GAMBAS CON BECHAMEL DE LECHE DE COCO


Si alguno echa un vistazo con asiduidad a mi blog, habrá observado que suelo participar en alguna de las dos opciones que todos los meses nos propone Carmen, a través del blog Recetas de Tía Alia. Soy incapaz de seguir las recetas al pié de la letra y siempre disfruto intentando modificarlas e introduciendo alguna variación. Bien, pues no tengo ninguna duda de que Tía Alia, en este Reto de Marzo, va a pedir que me excluyan del grupo cuando vea lo que he hecho con su receta.

La propuesta salada, que es la que siempre termino eligiendo, son las Gambas con Bechamel, y yo he decidido variar un poco la receta y darle un toque más oriental. Aquí tenéis mis GAMBAS CON BECHAMEL DE LECHE DE COCO.

INGREDIENTES:
12 gambas crudas
Cebolla
Harina
Mantequilla
Aceite de oliva
Pan rallado
Huevo
Cacahuetes
Jengibre
Lima
Miel de palma
Sal gorda
Sal fina
Pimienta
Agua
Ajo

PREPARACIÓN:
Lo primero es escaldar las gambas. Para ello se colocan enteras sobre una bandeja o sartén lo suficientemente grande como para albergar a todas sin que ninguna este colocada sobre la otra. En un recipiente aparte se calienta agua con sal gorda. Cuando esté hirviendo, se vierte sobre las gambas y se espera un par de minutos (dependiendo del tamaño). En ese momento se sacan con una espumadera y se ponen en otra cazuela con agua muy fría para parar la cocción. Se ponen a secar sobre un trapo. Para esta preparación no tienen que quedar muy hechas porque luego irán rebozadas y fritas. Yo nunca cuezo las gambas directamente. Lo hago de esta forma y voy controlando que queden en su punto.



Una vez frías quitar las cabezas y pelar la cola manteniendo las aletas finales. En una sartén aparte poner un poquito de aceite y un ajo y, cuando esté dorado, retirar y poner las cabezas y cáscaras de las gambas, rehogándolas continuamente. Añadir un poquito de agua según se vaya necesitando e ir apretando sobre todo las cabezas para que suelten todo su jugo. Cuando éstas hayan perdido todos sus líquidos, se pasan al procesador de alimentos y se bate todo bien hasta conseguir un caldo un poquito espeso. Pasar por un colador muy muy fino y reservar el extracto de gambas conseguido.

Para la bechamel, poner primero un poquito de mantequilla y una cucharadita de aceite de oliva a calentar. Cuando está derretida se le pone la cebolla. Como ya sabéis, tengo siempre la cebolla ya previamente pochada y pasada por el minipimer. Mezclar y rehogar todo bien. La leche de coco  se va añadiendo poco a poco. He dejado que empezara a espesar un poquito antes de ponerle el extracto de gambas. La proporción entre leche de coco y extracto de gambas es al gusto de cada uno. A media cocción se le añade un poquito de pimienta y se rectifica de sal, si fuera necesario. El resultado es una bechamel de color ligeramente rosado y con un sabor muy especial.


Cuando la bechamel esté templada, introducir las gambas por las aletas del extremo y depositar sobre una superficie cubierta con papel siliconado para meterlo después en la nevera. De esta forma nos será más fácil manipularlas.


Para el rebozado he utilizado huevo batido y una mezcla de pan rallado y cacahuetes pelados y pasados por el minipimer. Se fríen las gambas en aceite de oliva virgen y se ponen a escurrir sobre papel absorbentes.

En este caso, las serví con una salsa que combinara un poco los ingredientes del rebozado. La base es una salsa satay hecha con leche de coco, cacahuetes pasados por el procesador, jengibre rallado, zumo de lima, sal y la punta de una churadadita de miel de palma.


Y ésto es todo. Espero que os guste y que Tía Alia no se enfade mucho conmigo.  

39 comentarios :

  1. ¡¡Me he deleitado con esta versión entre oriental y caribeña del plato!! Deben haber quedado deliciosas, Cósima.

    ResponderEliminar
  2. Bueno, bueno, bueno ... ya te vienen los remordimientos de conciencia por lo hecho, eh, Elena. Si es que te has salido por la tangente, y ya van unas cuantas seguidas, y no me extraña que comiences a pensar que tía Alia te va a abrir un expediente. Lo mismo pensaba yo cuando hice el ragú al chocolate el mes pasado, y en el que coincidimos :). Pero yo creo que la mano derecha de la tía Alia lo que va a hacer es darte un beso y un abrazo cuando te vea por ser tan, tan original y sobre todo, creativa. ¿No crees tú? Así que tranquila, que esa mano derecha tiene mucho poder y pronto le explica todo a la tía como se debe.

    Me ha encantado tu propuesta, y es que el coco ... ¡me pirra! Y ese rebozado crujiente con los cacahuetes. No pudo dejar indiferente a nadie. A nadie.

    Ya verás que yo me fui al lado dulce. Era más fácil que todas las anteriores, y se merecía que le hiciera un poquito de caso. Pero las gambas en bechamel caen esta semana. Te lo digo yo.

    Un beso fuerte y felicísima semana.

    ResponderEliminar
  3. Una receta de lo más original que has hecho con el reto de tia Alia.
    Me ha encantado tu propuesta, y precisamente tengo el mismo bote que el de la foto en la despensa, así que compraré las gambas y probaré

    ResponderEliminar
  4. MADRE MIA!!! A QUE LE PEGO UN BOCAO A LA PANTALLA, ME ENCANTAN, TIENEN UNA PINTA ESTUPENDA. BESOS.

    ResponderEliminar
  5. Me gustan mucho los contrastes de sabores y este tiene una pinta excelente, las fotos me han gustado muchísimo y la entrada... sin desperdicio. :)

    ResponderEliminar
  6. De excluirte del grupo nada eh!!!! Siempre vienen de maravilla estas salidas de la receta principal para descubrir toques diferentes en los retos.
    Me ha gustado mucho esta versión de la bechamel con leche de coco y el resto de ingredientes que le has puesto. La tengo que probar porque me parece que debe dar un toque muy rico a la preparación.

    Un besito y disfruta de la Semana Santa.

    ResponderEliminar
  7. Bravo Cósima!!! qué maravilla de receta! Tia Alía estará super orgullosa seguro, bsss

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por lo original de la propuesta, es de las cosas más interesantes que he encontrado hoy recorriendo la red.
    Saludos
    José

    ResponderEliminar
  9. Ostrassss con leche de coco, las encuentro ideales de la muerte!!! que sabor más delicioso debe quedar. Sin duda las probaré, me llevo la receta! Bss

    ResponderEliminar
  10. ¡Cómo se va a enfadar, Cósima, si has conseguido el "más difícil todavia"!
    Ya sabes que yo no soy quién para opinar sobre cocina, pero soy exquisita a la hora de degustar y de la presentación.
    Me encantó la receta y la mise en scène.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Tu propuesta me parece espectacular... fijo que la pruebo!
    besos

    ResponderEliminar
  12. Por favor, ¡qué pintón!!!! Le voy a decir a mi querido melocotón que esta receta también la tenemos que probar!!!
    Que tengas unas buenas vacaciones, un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Cósima, que grande eres!!! me encanta!!!

    ResponderEliminar
  14. Me encanta¡¡¡¡ he visto alguna propuesta similar pero no la he puesto en practica nunca, me acabas de dar el espaldarazo final. Bss

    Virginia "sweet and sour"

    ResponderEliminar
  15. Bechamel con leche de ococ, me encata la idea!!!! unas gambas ideales!!!! un besito

    ResponderEliminar
  16. Me encanta el rebozado y la salsa, creo que la combinación es ideal!
    Feliz Semana Santa!

    ResponderEliminar
  17. El toque tailandés de la leche de coco me ha gustado mucho, muy original y seguro que delicioso!
    Un besito,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  18. Acabo de ver las de Mary. Qué rica tu propuesta y muy original con la leche de coco.

    Ayer tenía invitados a comer, como me enamoré de tu deliciosa tapa de foie a los cítricos, sorprendí con ella a los comensales, solo con ver el color se quedaron pasmados pero es que al probarla el oooohhhhhh!! fue general incluída yo. Riquísima Cósima, fresca, con toque dulce, cremosa y crujiente con el sésamo. De nuevo felicidades.

    Mil besitos

    ResponderEliminar
  19. Muy originales y seguro que están muy ricas.yo hice el milhojas.besinos

    ResponderEliminar
  20. Receta innovadora si señor......le has dado otro toque al bechamel.
    Besinos

    ResponderEliminar
  21. Que buena pinta!! con tan pocos ingredientes y hemos conseguido unas gambas para el aperitivo de altos vuelos..Una delicicata y deliciosa versión con leche de coco. Riquisimas!! Besoss,

    ResponderEliminar
  22. Si es que el coco y las gambas casan muy muy bien, así que no creo que se para enfadarse, al contrario es para celebrarlo, así con unas gambitas, buena compañía y una cerveza y a disfrutar!!
    Besitos, guapa

    ResponderEliminar
  23. Me parecen una exquisités!
    Brillante receta!

    ResponderEliminar
  24. ya van unas cuantas gambas con betchamel antes de dormir, pero me quedo con las tuyas! jijiji. besitos guapa

    ResponderEliminar
  25. Unos ingredientes muy exóticos, pero que tienen que estar riquísimos. Me sorprendes siempre con ellos. Desde luego las gambas para repetir.

    bss

    Elena

    ResponderEliminar
  26. Con leche de coco, qué delicia!!! me encanta tu propuesta :D

    ResponderEliminar
  27. Has hecho unos cambios que me dan ganas de hacerlas ya pues tienen que estar de escándalo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Hola Cósima, me acabo de hacer seguidora tuya, te he conocido en un grupo de cocina, asi qué que mejor seguirte en tu blog. Un besazo de mi parte y te sigo visitando.Cocina Silvia

    ResponderEliminar
  29. Qué buenas deben de estar!!! Bechamel con leche de coco!! Nunca la probé y debe quedar genial!!!
    Muy buena propuesta amiga!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  30. Que delicia de gambas, menudo aperitivo...
    Me gusta tu blog y me quedo para seguirte, te invito a visitar mi blog.
    Besos
    Cocinando con Montse

    ResponderEliminar
  31. Que buena la idea de usar leche de coco para la bechamel y los cacahuetes para el rebozado!! Son sabores que combinan muy bien con las gambas!! Habrá que probar ésta versión!

    ResponderEliminar
  32. El rebozado me parece magnífico con el toque de fruto seco, uummmmm!!! Pero la leche de coco es una idea de maestros. Genial....

    ResponderEliminar
  33. En este reto nos hemos divertido mucho, además de que nos hemos puesto las botas. Lo de la leche de coco es genial. Hasta abril!
    Nani

    ResponderEliminar
  34. Qué buena idea hacerlo con leche de coco, le da un aire muy exótico, tengo que probarlo!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  35. Elena, no creo que Alia se enfadara contigo. Eso es imposible viendo esta obra de arte en que has convertido sus tradicionales gambas con bechamel. No conozco persona que no dijera lo mismo. Y esto te lo digo sin probarlas...snif...que ganas de ello no me faltan. Me imagino perfectamente el toque que le debe de dar la leche de coco, los cacahuetes y el resto de ingredientes que has incorporado a la receta base. Y lo que me imagino me gusta :)

    Enhorabuena por esta versión tan original !!!

    Bss

    ResponderEliminar
  36. Tengo que animarme a hacer esta receta. Es sencilla y con pinta de estar muy sabrosa. Acabo de conocer tu blog y me gusta mucho así que ya tienes seguidora nueva! :)

    ResponderEliminar
  37. me encanta lo que has hecho con la bechamel. Una idea que te robo sin dudarlo

    ResponderEliminar