Social

Búsqueda

lunes, 3 de septiembre de 2012

HELADO DE BREVAS


En esta casa, la temporada de helados este año empezó en marzo. En ese momento decidí hacerle un hueco permanente en el congelador a la cuba de la heladera. De esta forma he podido hacer helados de todo tipo sin tener que esperar a que se enfriara el bendito aparato.

También he cambiado el hábito de llevar la típica botella de vino por un molde lleno de helado casero cuando la cena es en casa de otros amigos. La verdad es que esta iniciativa ha tenido bastante éxito, sobre todo cuando el contenido era de un sabor diferente a los que se encuentran habitualmente en las heladerías.

La idea de este helado surgió cuando estando en la frutería apareció una de las primeras bandejas de brevas de esta temporada. No pude resistirlo. Ha sido la primera vez que lo he preparado, pero tengo que decir que es uno de esos sabores que ha sido probado en una cena con invitados, y el resultado fue muy bueno.


INGREDIENTES:
400 gr. de brevas
125 gr. de azúcar
150 gr. de nata
2 yemas de huevo
el zumo de un limón
200 ml de leche

PREPARACIÓN:
Quitarle el rabito a las brevas y mezclarlas en un recipiente con la leche. Batirlo todo con el minipimer o con cualquier otro procesador de cocina. Añadir el limón y el azúcar. Seguir batiendo. Por último, añadir la nata y las yemas de huevo y terminar de batir. En mi caso, al poner las brevas enteras y sin pelar, me quedaron algunos trozos de un tamaño medio sin deshacer, a modo de tropezones. Llenar la heladora y mantecar como de costumbre. 


Y esto es todo. Según todos los que lo han probado, lo mejor es masticar los tropezones de breva. Espero que os guste.

23 comentarios :

  1. Cósima, de aspecto es inmejorable. Se ve tan cremosito y con un color tan natural. Lástima que no pueda opinar sobre el sabor, ni siquiera lo imagino porque no he comido nunca helado de brevas. Pero es una fruta que me encanta.

    Lo de la heladera es un peligro ¿no? Yo todavía no me he decidido a hacerme con una. Es que me veo enganchada todo el día a los helados y quiero reducir la cantidad de dulce que consumimos en casa.

    No se si caeré algún día pero, de momento, me resisto.

    Me conformaré con "mirar" los tuyos.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen. Tienes razón. Si empiezas con la heladera ya no acabas. Besos.

      Eliminar
  2. cósima, es super original tu helado, lo probaré seguro..yo también he hecho muchos este verano y a pelo. Quizá lo pruebe en plan polo con la polera que me tocó en "la receta de la felicidad", bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la peculiaridad del sabor está en que utilicé las brevas enteras. La verdad es que estaban blandísimas y muy ricas de punto.

      Eliminar
  3. tiene una pinta estupenda. Con lo que me gustan las brevas. Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luisa. Puff! Qué ganas tengo de empezar ya el día 17.

      Eliminar
  4. Se ve delicioso!! Yo soy anti-heladera no digo que un día alguien no me la regale y la use, pero por el momento no la veo muy necesaria.

    Un gran beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo antes los hacía a mano, sacándolo del congelador cada cuatro horas y batiéndolo con la minipimer. Ahora es más fácil. La verdad es que en casa no tomamos mucho dulce, pero los helados enriquecidos son una constante. Besitos.

      Eliminar
  5. ostras!! pues tiene que ser un sabor diferente total, me encantan los higos, creo que las brevas tienen menos azúcar pero bueno, me gustan igual y no me imagino en helado, que gusto y que regalazo para los comensales.
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. Que maravilla.....milenios que no como brevas....me conformo aca con los higos...que delicia y que belleza de foto!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  7. Aja! Una buena manera de aprovechar las brevas!
    Hace unos años yo hice una receta similar, y también mermelada de higos... es que llegan todos de golpe y maduran enseguida!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás si lo haces otra vez. Besitos

      Eliminar
  8. Que rico... supongo que se puede hacer igual con higos, verdad? Tengo previsto hacer una cena con amigos pronto, lo probare!! besos

    ResponderEliminar
  9. Hola Pili. Todavía no lo he probado con higos. Supongo que tiene que estar igual de bueno. Yo utilicé las brevas con la piel. Estaban muy en su punto. Ya me dirás. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Cósima, este helado tiene una pinta que no veas. Yo no tengo heladora, a ver si me lanzo...
    Feliz septiembre,
    Nani

    ResponderEliminar
  11. He de admitir que las brevas junto con los higos y los melocotones son mis rutas favoritas. Por eso me da tanta rabia cuando el verano se acaba y ya no los puedo disfrutar. Me parece una pasada este helado que te has marcado, se ve híper cremoso.
    Yo también le he hecho un hueco a mi heladera en el congelador pero este verano sólo la he sacado en una ocasión, ¡no tengo remedio! Pero es que no me da el tiempo para más....
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. ¡Y qué color más bonito tiene ese helado! Y es que claro, imagino que lo habrás hecho con brevas negras, y de ahí ese precioso color. Tú no has parado de hacer helado desde marzo, y yo, sin embargo, por otros menesteres, me ha dado pereza y no he hecho ninguno. Y no será porque es difícil hacerlos, no. Pero la pereza ha podido conmigo.

    Muchas gracias por tu comentario en mi blog.

    Un beso. ¡Feliz día!

    ResponderEliminar
  13. La propuesta es estupenda !!!!!
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  14. Este helado tiene que estar buenísimo¡¡¡

    ResponderEliminar
  15. Este helado lo tengo que hacer ya mismo. Se me ha hecho la boca agua!!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  16. Pero que helado tan rico, anotado me queda.
    Saludos

    ResponderEliminar