Social

Búsqueda

lunes, 30 de julio de 2012

MACEDONIA DE FRUTAS ASADAS CON ORÉGANO Y MERENGUE TOSTADO



Esta vez he tenido que darle muchas vueltas antes de decidir lo que iba a preparar. Por un lado, dado que no soy muy aficionada a los dulces, pensé hacer una macedonia salada, pero enseguida me quedé bloqueada pensando en zanahorias y patatas. Una vez enfocada en la temática dulce, empecé a buscar alternativas a la clásica macedonia de frutas fría. En ese momento estaba haciendo una Gallette de Frutos Rojos y pensé que también podría poner la fruta caliente.

A partir de ahí ya me puse a investigar en  internet qué tipo de frutas irían bien combinadas y qué otros ingredientes le podría añadir. Tenía muy claro que tenía que haber fresas y frambuesas, y que esto eliminaba la posibilidad de tener otras frutas que cogieran rápidamente el color rojizo que iba a tener la mezcla (como peras y manzanas). Por eso me dejé llevar por los cromatismos y opté por tonos cálidos, poniéndole melocotones y albaricoques. La mezcla final de sabores ha quedado estupenda.


Ingredientes macedonia:
Melocotones
Albaricoques
Fresas
Frambuesas
Azúcar moreno en polvo (igual que el azucar glass)
Orégano
Ralladura de lima
Zumo de limón

Ingredientes merengue:
200 gr. claras de huevo
225 gr. de azúcar

Elaboración:

Pelar los melocotones y los albaricoques, y partirlos en forma de gajitos pequeños. Dejar las frambuesas y las fresas enteras. Poner un trozo un papel siliconado en una fuente de horno y extender todas las frutas de forma ordenada para que ningún trozo tape al otro. Poner un poco de zumo de limón, espolvorear por encima abundantemente con azúcar moreno y, por último, el toque mágico que leí en una receta parecida de Bruno Oteiza: añadir un puñadito de orégano.

En mi caso, yo pasé por la máquina el azúcar moreno hasta dejarlo con la textura del azúcar glass. Y en cuanto al orégano, tengo que reconocer que no utilizo ninguna marca comercial porque quedan muy secos y no tienen sabor. Antes solía coger yo misma el orégano. Ahora le compro un ramillete a cualquier señor en alguno de los pueblos de la sierra de Madrid, y lo seco y desgrano yo misma. No tiene nada que ver. Para empezar el color es mucho más claro y el olor es increíble.


Meter al horno a 180º. Según se van asando las frutas, van soltando su jugo. Conviene revisar a media cocción para ver si necesita añadir mas limón, y también para añadir un toque de ralladura de limón casi al final. Yo aproveché para ponerle otro puñado de azúcar moreno, consiguiendo que las frutas quedaran un poco caramelizadas por fuera.


El merengue lo hice con bastante cantidad de azúcar para que quedara muy firme. No hay más que ir batiendo las claras hasta que empiecen a tomar consistencia, y seguir durante unos 10 min. incorporando el azúcar poco a poco.

Montaje:

Sacar las frutas con cuidado y disponerlas en los platos, junto con el jugo que han ido soltando durante la cocción en el horno. Introducir el merengue en una manga pastelera y colocar una montañita en una esquina del plato. Tostar con el soplete de cocina y listo!. Para mí, la gracia de este plato es que tanto la fruta como el merengue se toman templados. Buenísimo!!!!



Con esta receta, participo en el reto mensual de Memorias de una Cuinera, que para el mes de julio han propuesto un monográfico sobre la Macedonia. Y como siempre también, llego por los pelos, al límite del cierre de recepción de las recetas. Espero que os guste.



31 comentarios :

  1. Hola guapa! la espera ha valido la pena, tu receta és fantástica!!!!!! muchísimas gracias por participar, me llevo la receta para el recopilatorio. besitos y feliz verano!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Judith. Me voy a proponer ser un poco mas puntual a partir de septiembre. Siempre llego por los pelos. Un besito.

      Eliminar
  2. Pues te ha quedado genial, un toque diferente que siempre nos viene bien y el merengue le da un extra de dulzor, me gusta.
    Un besito guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Caty. Creo que a partir de ahora lo voy a repetir más en casa.

      Eliminar
  3. ¡Qué pinta tan riquísima, tan sana y tan original!
    El toque de orégano en el dulce me ha sorprendido pero seguro que sabe riquísimo (me encantan los sabores nuevos y especiales)
    Verás si no acabo metiéndome en la cocina con isnpiraciones/tentaciones como ésta, Cosima.
    Besos y feliz comienzo de semana-
    Piola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuenta conmigo cuando quieras meterte en la cocina. Es muy divertido.

      Eliminar
  4. Me parece estupenda la idea. Siempre esta bien poder variar nuestros platos mas caseros. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel. La verdad es que queda buenísima.

      Eliminar
  5. Hola!!!
    Soy Cristina, nos conocimos el Viernes en el taller de papelería de Ishtar. Ya conocía tu blog pero me quedo como seguidora ya que tienes unas cositas estupendas y sobre todo muy ricas. Este postre además de sanote se ve estupendo.
    Lo pasé genial en el curo pero aún me queda mucho por aprender. Me encantó conocerte, espero que volvamos a coincidir.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Cristina. La verdad es que yo también disfruté muchísimo. Esta tarde descargo la máquina y os envío la foto. Un beso.

      Eliminar
  6. Que rico!! Yo opte por una mezcla de frutas parecidas y también las cociné, pero en sartén. Me encanta tu macedonia! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pili. Ahora mismo me voy a ver tu versión. Un besito.

      Eliminar
  7. Una receta muy elaborada, original, cromatica y muy aromatica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias. Hoy voy a echar de menos no tener que hacer mis ediciones en PS. De todas formas, seguiremos en contacto. Ha sido un placer coincidir contigo en el curso.

      Eliminar
  8. Me fascinan tus versiones Cósima, qué forma de darle una vuelta de tuerca más a los platos más clásicos y de toda la vida. Un trabajo estupendo.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que eso es lo que mas me divierte. El proceso previo, la búsqueda de todas las opciones. Me divierte muchísimo.

      Eliminar
  9. Que rico, me encantan las macedonias, son uno de mis postres preferidos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. La verdad es que estaba buenísima.

      Eliminar
  10. Se ve Delicioso, nosotros le llamamos frutas caladas!!! Me imagino la explosión de sabores, y ese merengue me lo estoy probando e imaginando!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paula, un día tienes que intentar hacer el merengue. Te va a encantar. Besos.

      Eliminar
  11. Cósima, una deliciosa macedonia. La mia la pasé por el wok. Esto de añadirle merengue me ha gustado.
    Un abrazo,
    Nani

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nani. Ya he visto la tuya. Genial el toque del wok.

      Eliminar
  12. Que buenas las frutas calentitas i el contrapunto dulce del mererengue...mmmmm buena idea!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Tienes razón. Lo mejor el contraste de temperatura.

      Eliminar
  13. Con lo que me gusta la fruta y la pereza que me da pelarla. Me ponen delante esta macedonia y me como por lo menos un par de platos!

    ResponderEliminar
  14. El orégano me gusta pero con la fruta no se me hubiera ocurrido, ahora tendré que probarlo.
    Besos y muchísimas gracias por participar.

    ResponderEliminar
  15. Les has dado un toque personal con el orégano y el merengue, que lo hace muy orinal.
    Y esto de calentar la fruta...lo tendremos que provar!!
    bs!!

    ResponderEliminar
  16. Me gusta la combinación de frutas que has elegido y la idea de asarlas.
    El toque de orégano me ha sorprendido aunque imagino que hace más especial el postre. Lo probaré.

    ResponderEliminar